Adentro de un campo Nazi, memorias del Holocausto en Sachsenhausen


Existen hechos imborrables de nuestra historia que nos avergüenzan, nos duelen profundamente y nos generan frustración. Después de pensarlo por algunos años, leer historias, ver películas y documentales sobre el holocausto, decidí conocer uno de los campos de concentración que sirvió como la casa de la muerte y el terror durante la época Nazi. Un fenómeno de guerra liderado por Adolph Hitler, que acabó con la vida de seis millones de judíos, hombres, mujeres y niños.


Sachsenhausen, es uno de los campos de la miseria humana, está ubicado en la población de Oranienburg en Brandenburgo, Alemania. Fue construido en 1936 para exterminar masivamente a judíos, opositores políticos, homosexuales, intelectuales polacos y prisioneros de guerra.


Fue entonces cuando entre a este lugar, que sentí una energía negativa y desosegada, no menos abrupta que aquel sentimiento de escuchar una historia horripilante por medio de la guía auditiva que me acompañaba mientras recorría este lugar nefasto. Observaba horrorizada cada rincón en el que ocurrieron los hechos más macabros que he podido conocer.


Aproximadamente unos treinta mil prisioneros fueron asesinados dentro de Sachsenhausen, bajo las peores formas de violencia y humillación, en condiciones precarias bajo las cuales morían no solo a causa de los asesinatos sino también de enfermedades debido a los trabajos extremos a los que debían someterse y la desnutrición.


Pero, ¿Por qué venir a un lugar como este? En mi opinión, conocer esta parte de la historia, dolorosa, injusta y aberrante, me permite analizar desde otro ángulo a la humanidad, me hace cuestionar varias cosas como ¿La justicia realmente existe? Teniendo en cuenta que Hitler murió sin ser condenado en absoluto por las vidas que exterminó sin piedad.

El concepto de justicia, que para mi es fundamental, se rompió en mil piezas, y me dejó un amarga sensación de desesperanza. A su vez, pensé como la vida le retribuiría a estas familias el dolor tan grande que les causaron, tampoco encontré respuestas contundentes, otra sensación de desolación.

Pero por otro lado, conocer esta historia y su atroz legado, creo que nos permite entender muchos fenómenos actuales que nacen desde la historia de los tiempos de guerra, racismo y genocidio, y por consiguiente a nos invita a actuar de una manera de diferente, para que así, con los años, esas ideas malignas se vayan al olvido y por consiguiente no ocurran cosas ni siquiera similares.

Aquí les comparto el video de mi visita a Sachsenhausen





4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo