Valiosas lecciones aprendí viviendo fuera de mi país

Actualizado: 27 de ene de 2020


El concepto de lo "normal" es totalmente relativo

LA VIDA NO ES lineal


Vivir en el mismo lugar durante muchos años, hace que tu concepto sobre la vida, las relaciones, trabajo, carrera, religión, etc, se vuelva cada vez más sólido. Sin embargo, cuando viajas y vives en otros países, tu percepción cambia y te das cuenta de que realmente existen millones de formas de vivir y de hacer las cosas . Puedes ser madre/padre, astronauta, blogger, topógrafo, escritor, Phd en química cuántica, emprendedor, poeta o plomero, puedes no ser nada de lo que otros digan, e igualmente ser exitoso, todo es cuestión de perspectiva.



SUPERAR LOS OBSTÁCULOS MÁS RÁPIDO, ES POSIBLE


Las tormentas en un vaso de agua se quedan en casa. Cuando estas afuera, no hay zonas de confort, tienes que tramitar papeles, encontrar las palabras correctas para expresar lo que quieres decir en otros idiomas, elegir el autobús correcto, manejar mapas, sobrellevar discusiones con personas de diversas, acostumbrarte a otros acentos, y entender la lógica de ese nuevo lugar. Y aunque a veces parecerá desesperante, todo esto ayudará a mejorar tu capacidad para encontrar soluciones cada vez más eficientes y tu nivel de adaptación será cada vez mejor.

EL CONCEPTO DE LO "NORMAL" ES TOTALMENTE RELATIVO



Viajar y vivir en otros países, te enseña que la palabra «normal» significa social o culturalmente aceptado. Así que, cuando te sumerges en otra cultura, en otra sociedad, tu concepto de normalidad cambia.

Te darás cuenta de que hay diferentes formas de vivir y pensar, lo que tu llamas tradición puede ser una rareza para los otros, y probablemente te encontrarás con extrañas costumbres que para otros es algo cotidiano. Con esto no solo aprenderás a tolerar a los demás, sino también a conocerte profundamente y entender cuales son aquellas cosas en las que realmente crees y cuales simplemente fueron aprendidas.

Te vuelves más patriotA


Tu nacionalidad se convertirá en un atributo al presentarte y te encantará hablarle a los demás de lo increíble que es tu país. Y, NADIE, tiene derecho a criticarlo (excepto tú y los tuyos, porque claro, sabemos bien lo que ha pasado).


APRENDERÁS A SER MÁS TOLERANTE


Con el tiempo, encontrar personas que piensen diferente a ti, se convetirá algo más fascinante que incómodo. Aprenderás a disfrutar las historias de los otros, a escuchar sus puntos de vista y entender como son sus culturas con una actitud más curiosa que de juzgamiento.

ENTENDERÁS A FONDO PORQUE LAS COSAS NO FUNCIONAN COMO DEBERÍAN EN TU PAÍS


Al carajo los políticos, su mala gestión y su desamor, mi país realmente podría ser el paraíso.

Aplica para muchos...


.


vives entre LA ADRENALINA Y LA NOSTALGIA


Los sentimientos se mueven entre la constante adaptación y aprendizaje y lo que llevas dentro del alma como tu familia, amigos y costumbres. En muchas ocasiones te sentirás feliz y en otras fuera de lugar, lo importante es manejar el balance.

CAMBIAR ES GENIAL


Viajar pone en una gran exposición tus sueños, miedos y expectativas, y poco a poco soltarás todo aquello que te ata, te lanzarás a hacer las cosas que siempre quisiste hacer y en medio de ese camino exploratorio, tendrás un encuentro contigo mismo en el que te darás cuenta lo que realmente te mueve, y lo que no. Este aprendizaje te hará entender tus fallas, tus debilidades y fortalezas y por consiguiente empezarás a cambiar positivamente.

14. OLVIDARÁS CUANTO PELEABAS CON TUS FAMILIARES Y LOS VALORARÁS COMO NUNCA



No habrá mejor sensación que escuchar sus voces.

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán”. – Samuel Johnson




86 vistas0 comentarios