Glasgow, Escocia: Del dramatismo rural a la fantasía urbana, un lugar de historias fascinantes

Actualizado: 27 de nov de 2020


Una tarde de cocteles "bottomless" (es decir sin límites) en Londres seis amigos entres copas y risas resultamos comprando los boletos aéreos para una ciudad llamada Glasgow.


Dos semanas después emprendimos nuestro viaje, a la expectativa de lo que íbamos a encontrar en aquel lugar en el que se realizan esas historias fantásticas de la TV como Game of Thrones y Outlander, aquel lugar de los hermosos castillos medievales, callejones marrones y destilerías en las que se produce el el mejor Whisky del mundo.

En menos de una hora de vuelo estábamos todos en quella tierra mística bajo una temperatura de 0 grados. Y yo emocionada como en cada nuevo lugar que tocan mis pies.


Nuestra primera parada fue Stirling Castle. Uno de los castillos más importantes de Escocia en términos de historia, cultura y arquitectura. Es una construcción que data del siglo XV, y en el cual se han coronado todos los reyes y reinas de la historia escocesa. También ha sido el escenario de conciertos de grandes artistas como Bob Dylan, R.E.M., Ocean Colour Scene y Wet Wet Wet. También fue escenario del piloto de Game of Thrones, el cual, posteriormente, se trasladó a Irlanda del Norte.

Luego seguimos en dirección a Highlands o Tierras Altas que son un conjunto de montañas hermosas constituídas bajola influencia celta. Es un gran atractivo debido a las espectaculares vistas que ofrece de Escocia.

El camino por el cual seguimos esta ruta fue realmente fascinante, con carreteras blancas salpicadas por la nieve y bosques poco frondosos que relatarían fantásticas fábulas invernales.


Al caer la tarde, hicimos una parada en éste hermoso lugar donde tomamos el almuerzo y vino caliente para mitigar el frío que cada vez se hacia más fuerte.


Después visitamos el famoso Castillo Doune (Doune Castle) Reconocido por ser el escenario de la serie de TV "Outlander". Fue construído en el siglo XIII y destruído parcialmente debido a las guerras de Escocia por su independencia.


Siguiendo el recorrido, nos encontramos con espectaculares paisajes naturales, lagos azules, rodeados de grandes rocas y árboles de deshojados que daban una sensación de dramatismo romántico.


De regreso a el centro de Glasgow, caminamos bajo el cielo gris que adornaba la ciudad mientras un hombre de falda musicalizaba el ambiente urbano con su gaita.


Escocia es uno de esos lugares que despiertan la inspiración, no cabe duda que sus paisajes y aura mágica iluminan la creatividad de cualquier persona en busca de nuevas experiencias, ideas y sensaciones.

GALERÍA

Fotos by: Bruno Zukauskas



17 vistas0 comentarios