Roadtrip:Inglaterra y Escocia en 7 días

Actualizado: 7 de jun de 2020


En Europa, la gente se la pasa todo el año esperando el verano, pero en época de invierno, mientras la neblina cubre los cielos de Inglaterra y la nieve adorna los paisajes escoceces, no existe mejor momento para explorar Reino Unido por carretera.

La naturaleza en el interior de este país, esta mágicamente diseñada para soportar ocho meses de clima frío y sus paisajes combinan perfecto con esta época del año.


Londres, Reino Unido (FACUNDO ARRIZABALAGA / EFE)o


Decidimos hacer un Roadtrip desde Londres hasta Edinburgo, la capital escocesa (subiendo hasta Inverness) como lo muestra este mapa. (Londres- Bath- Bristol- Cotswolds- York- LakeDistrict - Inverness - Edinburgo)

La primera parada fue Bath, la Inglaterra Romana. Una pequeña ciudad ubicada en Somerset, al Suroeste de éste país. Su historia tiene más tres mil años y sus calles se dibujan con edificios de estilo georgiano color beige, hechos de la piedra dorada de la zona. Bath se ha convertido en la única ciudad en Gran Bretaña que es Patrimonio de la Humanidad.



Aquí hay lugares hermosos para visitar como: los baños romanos del arquitecto neoclásico Robert Adam, cuyas fuentes de agua termal fueron descubiertas, alrededor del año 863 a.C. cuando, según la leyenda, el príncipe celta Bladud tomo un baño en sus aguas y se curó la lepra que había contraído. Así posteriormente fundó la ciudad de Bath alrededor de sus espectaculares manantiales de agua.



Otro lugar encantador es el Puente Pulteney, situado sobre el río Avon. Fue construído por orden de William Pulteney a finales del siglo XVIII y su proyecto fue basado en un diseño que fue descartado para el Puente Rialto de Venecia​.



También vale la pena visitar Abadía de Bath: Una imponente iglesia parroquial anglicana, y anteriormente un monasterio benedictino, de arquitectura gótica perpendicular cuya historia data del siglo XV.




La Segunda parada fue Bristol:

Bristol, ha sido una ciudad portuaria importante durante muchos años.

Durante el siglo XVIII partían desde sus puertos, barcos comerciales que viajaban hacia África cargados de productos que intercambiaban por esclavos.

Es una ciudad universitaria que promueve la cultura, el arte moderno y la moda alternativa.


Una vez allí, empezamos nuestro recorrido por Bristol Harbour, uno de los atractivos más populares de la ciudad. Éste recorrido se puede hacer caminando o en bote.



Otro atractivo interesante que visitamos en Bristol, fue el SS Gran Bretaña, un barco museo, antiguo buque de vapor, conocido por ser el barco de pasajeros más largo del mundo desde 1845 hasta 1854. Fue el primer vapor de hierro en cruzar el Atlántico, lo que logró hacer en tan solo 14 días. Se puede hacer todo el tour en el interior del barco.



Otro lugar imperdible es Cliffton, el Puente de Suspensión, considerado una obra maestra de la arquitectura inglesa. Fue Inaugurado por primera vez en 1864 y se ha convertido un ícono de la ciudad reconocido internacionalmente. Pasar por allí, inspira un asombro vertiginoso y una sensación de imponencia que no se puede perder en esta viaje.



El 'street art' de Bristol es bastante conocido en toda Inglaterra, con obras de Banksy y otros artistas, podrás disfrutar de murales coloridos con mensajes históricos, sociales y políticos. Así mismo, para los viajeros eclesiásticos o curiosos por la historia religiosa y los monumentos, vale la pena visitar la Catedral de Bristol.





Nuestra Tercera parada fue Cotswolds: Uno de mis lugares favoritos de Reino Unido.

Esta región ubicada en el suroeste de Inglaterra es uno de los lugares que mejor dibujan en el interior de esta país. Sus escenarios colores miel, bosques color verde y casitas marrones, transportan a una película de fantasía como El Señor de los Anillos o El Hobbit.


Allí se encuentran restaurantes, bares, pubs, tiendas de ropa bisutería y es un lugar realmente hermoso para caminar y explorar.


La cuarta parada fue York: La ciudad vikinga de Inglaterra



York tiene una importante historia del pasado vikingo de Inglaterra, por ello, uno de los planes recomendados de la ciudad, es visitar el Centro Vikingo en el que se puede explorar la historia de éste pueblo y el por qué tuvo influencia en la ciudad.

Además puedes subir a la Catedral de York para apreciar su arquitectura gótica con una vista 360 grados.


La quinta parada fue Lake District:





Lake District (Región de los Lagos), es una zona natural ubicada al noroeste de Inglaterra,

que consta de más de 2.000 kilómetros cuadrados de paisajes de colinas boscosas donde habitan numerosos lagos, entre estos, el lago Windemere, el más grande de Inglaterra.

Así mismo, en Lake District, también se encuentra Scafell Pike., la montaña más alta de Inglaterra, con una altura de 978 metros.

Es un lugar hermoso para quienes disfrutan de los paisajes naturales. Además se pueden escalar montañas y acampar.



La Sexta parada fue Inverness, Escocia: ¡Bienvenidos a el corazón de las Highlights!


Inverness es la capital de las llamadas Tierras Altas de Escocia y uno de los lugares más lindos de éste país. Con una armoniosa arquitectura, catedrales del siglo XIV, hermosos castillos y montañas, Inverness se convierte en un paso fascinante en este recorrido por el Reino Unido.


En Inverness y sus alrededores, visitamos el lago Ness, conocido por ser la casa de Nessie, el Monstruo de la Laguna, uno de los cuentos más populares en el mundo. Además visitamos el castillo de Urquhart, una espectacular fortificación con vita al Lago Ness.



Y nuestra última parada fue Edinburgo, Escocia:


Un paraíso arquitectónico conformado por hermosas agujas medievales, edificaciones, catedrales y castillos que remiten a la época victoriana.

Sin lugar a dudas, el Castillo de Edinburgo ofrece la mejor vista de la ciudad, y así mismo

una de las mejores experiencias medievales europeas.


Es una ciudad realmente encantadora que posee una armonía de color y energía medieval que, a su vez, combinan con la modernidad.

Caminar por sus calles es simplemente delicioso, pues se encuentran muchos artistas tocando la gaita con sus trajes típicos escoceses, lo cual es una experiencia enriquecedora.


Y al son de la gaita, terminamos un espectacular recorrido de 7 días por Inglaterra y Escocia.







9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo